Teleformacion

7 nuevos retos de la teleformación: concepto y ventajas del e-learning

23 de agosto de 2021 — Tiempo de lectura: 5 minutos

Partiendo de la base de que el concepto ‘teleformación’ se refiere a cualquier proceso educativo que se lleve a cabo a través de un sistema informático, debe estar claro también que no puede limitarse a poner contenidos en una web apoyados por un simple test.

En un contexto como el actual en el que la pandemia provocada por la Covid-19 ha acelerado sobremanera la digitalización, los profesionales con esta capacitación están muy demandados por las empresas.

¿Qué es el e-learning o teleformación?

La teleformación se posiciona como un modelo de enseñanza puramente online, que apuesta por la tecnología y el entorno digital como el mejor ambiente para llevar a cabo las acciones educativas.

Este sistema facilita en muchos sentidos la labor del docente y propone oportunidades innegables para los centros de formación que, aunque tienen que mantener algunos de los elementos de la enseñanza presencial, pueden acceder a un rango mucho más amplio de estudiantes.

3 principales ventajas del e-learning

  1. Flexibilidad de horarios y localización, tanto para los alumnos como para los docentes.
  2. Modelo mucho más centrado en el alumno y sus necesidades.
  3. Es un sistema mucho más rentable, desde el punto de vista económico. No todo el mundo puede pagar una formación presencial y el e-learning facilita las cosas a los estudiantes con menos recursos.

¿Cuáles son los principales desafíos?

La teleformación tiene grandes ventajas sea cual sea tu situación laboral, profesional o personal. No solo es una actividad en auge por los enormes beneficios para el alumnado, pero también ostenta enormes desafíos para los cuales los docentes e-learning deben estar preparados.

1. Aumentar la confianza de los estudiantes en el sistema

El principal reto, pese a que el modelo crece y evoluciona a una velocidad pasmosa, es que la teleformación es una opción que sigue causando mucho recelo y aversión a ciertos estudiantes más tradicionales. El miedo a lo desconocido y una formación presencial todavía muy arraigada en el imaginario colectivo, pueden ser las causas de esta reticencia.

2. Alfabetización digital del profesorado

Muchos docentes se muestran reacios al uso de este tipo de aprendizaje como modelo de enseñanza debido, en gran parte, a la falta de capacitación tecnológica, que resulta ser un requisito indispensable.

No obstante, es una realidad que las plataformas de formación online son cada vez más intuitivas y fáciles de utilizar.

3. Aumento del compromiso de los participantes

La tasa de abandono es muy alta, ya sea por el poco control por parte del profesorado o bien por la falta de confianza expuesta con anterioridad, aunque estos factores pueden mejorarse con la puesta en marcha de clases en directo.

4. Formación en streaming

A raíz del punto anterior y aunque supone una gran oportunidad, la técnica de las emisiones en directo aún no está al 100% aprovechada en la actualidad.

Ya podemos afirmar que se ha estandarizado el uso del vídeo en el ámbito educativo y también que está dando sus frutos. Sin embargo la formación en directo, que ofrece al alumno la sensación de sentirse dirigido por su tutor en todo momento, es un reto a superar por la teleformación.

Podríamos tildar a la educación en streaming como el acercamiento de la docencia tradicional al entorno online, ¿no crees?

5. Gestión autónoma de las plataformas de formación

El docente necesita campus de formación que puedan adaptarse a sus necesidades.

La formación online requiere de herramientas personalizadas y ajustables a la medida de la empresa, universidad o institución, e incluso al propio docente. Además, es un mundo que cambia vertiginosamente, por lo que las plataformas educativas deben actualizarse constantemente.

Además, es muy aconsejable que sean eminentemente colaborativas, donde tanto alumnos como profesores compartan conocimientos y experiencias con el fin de enriquecer el aprendizaje.

6. Desarrollo de la gamificación

La gamificación es una técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo-profesional con el fin de alcanzar resultados mejores, desarrollar habilidades, absorber mejor los conocimientos o recompensar acciones concretas, entre otros muchos objetivos.

Cada vez son más las empresas y centros educativos que incluyen esta metodología en sus líneas debido a su carácter lúdico, que facilita la interiorización de los conocimientos y genera una experiencia de usuario muy positiva.

Aunque se advierte un creciente uso de la gamificación, aún no podemos decir que hayamos logrado aprovechar todo el potencial de esta herramienta. El uso de estrategias lúdicas a nivel de retos para refuerzo de habilidades y desarrollo de destrezas, harán el aprendizaje online mucho más ameno.

Hagamos uso de todas las aplicaciones y herramientas de este estilo que están a nuestro alcance en la actualidad.

7. Aprendizaje informal

Existe un clara tendencia en el alumnado de aprender según la necesidad. Es decir, personas que no buscan cursos estandarizados de larga duración, sino píldoras informativas que les ayuden a resolver inquietudes sobre los temas más diversos o problemáticas momentáneas.

Y es que el modelo de enseñanza no es el mismo y, por tanto, las circunstancias también varían. Aún así, este modelo de enseñanza es imparable y, como profesor o profesora, debes estar preparado para abordarlo con eficacia, fluidez y confianza.

¿Quieres acreditarte como teleformador o teleformadora? Pues hacerlo con nosotros. No te lo pienses. Si estás trabajando, eres autónomo o autónoma o estás en situación de ERTE en la comunidad de Cantabria accede de manera online y gratuita a:

Te están esperando esta y otras muchas formaciones en nuestra web, que harán que tus aptitudes alcancen su mejor estadio.